¿Cómo eliminar los gusanos del geranio?

Cómo eliminar los gusanos del geranio

Los gusanos del geranio, que también suelen ser llamados como taladro de geranio, son, probablemente, el principal enemigo de esta hermosa planta. Los podemos encontrar tanto como gusanos, o bien, como mariposas, al completar su proceso de crecimiento. Siendo que la mayoría de las veces encontramos los huevos de esta plaga en el área de las flores. Además, una vez que nacen las larvas, comienzan a alimentarse de los capullos, hojas y botes más tiernos, succionando la savia y, en consecuencia, debilitando a nuestra planta cada vez más.

Si deseas eliminar o evitar una plaga de gusanos de geranio, lo primero que tenemos que hacer es saber identificarlos. Lo más común es que los encontremos en la parte trasera de las hojas, o debajo de las flores. En ocasiones, tendrás que usar una lupa de mano o ser muy observador; ya que las larvas pueden ser bastante pequeñas y no ser percibidas. Además, es mucho más común que esta plaga azote nuestros geranios en el jardín si nos encontramos en la época más cálida del año, tómalo en cuenta.

¿Cómo eliminar los gusanos del geranio?

Una vez que hemos identificado al gusano del geranio, procederemos a hacer lo siguiente. En el caso de que el periodo de floración de tu geranio ya haya pasado, debemos podarla para eliminar imperfecciones y debilidades; además, es bastante útil para acabar con plagas cuando recién están comenzando. Lo que puede ayudarnos a eliminar el gusano del geranio desde que las larvas se encuentran en los huevos.

Otro aspecto para considerar es el siguiente. Si la temperatura es ideal para ello, lo mejor es ubicar tus geranios en el exterior del hogar. Si el invierno está cerca o el clima demasiado frío, hará el trabajo que tanto deseamos: eliminar la plaga de gusanos; mientras que nuestro geranio permanecerá en buenas condiciones.

Un excelente remedio casero para eliminar los gusanos del geranio, como sucede con otras plagas, es el uso de ajo troceado. Simplemente cortamos varios dientes de ajo en trozos pequeños y los colocamos muy cerca o encima del geranio. Como sabemos, el ajo presenta un aroma y sabor muy fuerte, y con ello ahuyentará, al menos, a buena parte de las larvas que dañan nuestra planta. Y lo mejor es que nuestro geranio no terminará dañado.

En última instancia, no debes olvidarte de inspeccionar tu planta frecuentemente. Los principales sitios en donde debes buscar las larvas son, como hemos mencionado, en las hojas, el tallo y los capullos de las flores. Si detectas los huevos a tiempo, incluso puedes retirarlos manualmente.

Finalmente, recordemos que lo que buscan los gusanos del geranio es alimentarse, mientras son larvas, de la savia de nuestras plantas. Además, dañan la estructura de esta, ya que crean agujeros y surcos tanto en el exterior como en el interior de la planta. Recuerda, es mejor prevenir que lamentar. Por ello, revisa frecuentemente tu geranio; ya que si identificas a este gusano cuando aún es pequeño, será mucho más simple y rápido acabar con él (y tu planta no ser verá afectada gravemente).

Índice

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizamos cookies propias y de terceros durante la navegación por el sitio web, con la finalidad de permitir el acceso a las funcionalidades de la página web, extraer estadísticas de tráfico y mejorar la experiencia del usuario. Puedes aceptar todas las cookies, así como seleccionar cuáles deseas habilitar o configurar sus preferencias. Para más información, puede consultar nuestra Política de cookies